jueves, 24 de marzo de 2011

Un mundo flotante. Fotografías de Jacques Henri Lartigue (1894-1986).

      “Tengo dos pares de ojos: uno para pintar, otro para tomar fotografías. Hay poca relación entre ambos”.


El sábado pasé por el CaixaForum, en el Paseo del Prado, y sin saber lo que iba a encontrar entré a ver una exposición de fotografías antiguas. Iba con los niños y pensé que les gustaría ver las cámaras de fotos de antes,  como eran los coches y cómo se vestía la gente.
Me encontré con la exposición de Jacques Henri Lartigue, llamada Un Mundo Flotante que resultó una grata sorpresa porque encontré una colección de imágenes llenas de elegancia, movimiento y humor. 
Un estilo particular de un fotógrafo que no había sido reconocido como tal en mucho tiempo, a pesar de que había dedicado toda una vida (comenzó a hacer fotos a los ocho años) a realizar y archivar imágenes de su época que son un amplio testimonio de vida de los años veinte en París. 
Hasta 1960 no obtuvo reconocimiento como fotógrafo, pero a partir de ese momento alcanzó gran prestigio exponiendo en 1963 en el MOMAdespués de que la revista Life publicase una serie de fotografías suyas en 1962. A partir de ese momento se publicaron numerosos libros y su obra se expuso por numerosas galerías y museos.
En la exposición además se pueden ver algunas fotografías en placas de vidrio, que dan la sensación de relieve y que fascinaron a mis pequeños.




Cuesta elegir entre las fotos expuestas, porque la presentación es extensa, pero de las placas de vidrio me quedo con los Hombres fumando en pipa, que no he encontrado en Internet para publicarla en esta entrada. De las positivadas en papel con aquellas que han recogido el movimiento con humor y simpatía.




Es la primera exposición en España sobre el fotógrafo, se podrá visitar hasta el 19 de junio.

Más información sobre Jacques Henri Lartigue:

1 comentario:

  1. Tendre que acercarme a verla. Estas cosas siempre inspiran.

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario.